Guía para depositar dinero en casinos para móviles

Cada vez son más las personas que juegan a las tragamonedas, Blackjack o póker desde sus teléfonos móviles o tablets. A pesar de esto, aún existen muchas dudas acerca de una de las actividades básicas relacionadas con los portales de apuestas: ¿Cómo depositar dinero para jugar?

Los métodos para depositar dinero en una cuenta de casino son bastante sencillos y similares a los que se siguen en los equipos de escritorio, ya que básicamente solo tendrás que crear una cuenta e ingresar la información de la forma de pago que elijas. Sigue leyendo para aprender más acerca de cómo depositar fondos en los casinos móviles online.

Ingresa al casino

Para poder jugar en un casino desde tu dispositivo móvil, generalmente tendrás dos opciones:

  • Sitio web: la interfaz y los contenidos de muchos casinos online están adaptados para los dispositivos móviles, por lo que todo lo que tienes que hacer es visitar el sitio web y crear una cuenta. La ventaja de esta opción es que no tienes que descargar nada, aunque puede ser un poco lenta dependiendo de tu conexión a Internet.
  • Aplicación para dispositivos móviles: muchos casinos ofrecen a sus clientes una aplicación gratuita con la que pueden acceder al casino. Generalmente es la mejor opción, ya que las aplicaciones se mueven con más rapidez y tienen animaciones más fluidas y dinámicas en sus juegos.

Crea una cuenta

Una vez que ingreses al casino, tienes que crear una cuenta para poder jugar a los juegos, depositar dinero y retirar los premios que ganes. La ubicación del vínculo para crear la cuenta dependerá del casino y de la opción que elijas para ingresar, aunque siempre se muestra de forma prominente en la página inicial del sitio web o la aplicación. Si no logras encontrar el vínculo, simplemente elige el juego que quieras jugar; al hacerlo, con seguridad se te pedirá que crees una cuenta.

Ingresa tu información y elige la forma de pago

Cuando aparezca el formulario de registro de cuenta, simplemente completa la información que el casino te solicita y elige la forma de pago que consideres más apropiada. Ten en cuenta que cada casino tiene opciones diferentes de forma de pago, por lo que es conveniente que analices las posibilidades disponibles antes de que consideres abrir una cuenta.

Al momento de elegir la forma de pago, hay dos aspectos importantes que debes tener en cuenta:

  • Bonos por usar ciertas formas de pago: para incentivar el uso de ciertas formas de pago, los casinos online en ocasiones acostumbran a dar bonos especiales. Por ejemplo, en el casino Euro Grand puedes conseguir un bono del 15 % del depósito solo por utilizar cualquiera de las siguientes formas de pago: Neteller, PayPal, Click2Pay, ClickandBuy, Ukash, Paysafecard, Skrill, EcoCard, Instadebit, WebMoney o transferencia bancaria. Es dinero gratis, así que es una oportunidad que vale la pena aprovechar.
  • Precauciones con ciertas formas de pago: no todas las formas de pago son iguales, ya que algunas pueden resultar mucho más costosas que otras. Por ejemplo, en algunos casos las tarjetas de crédito difieren automáticamente a varias cuotas los depósitos en el casino, lo cual puede resultar en intereses elevados. También es posible que si utilizas una forma de pago en tu moneda local, se te aplique una tasa de cambio desfavorable y comisiones ocultas que no se mencionan al momento de realizar la transacción.

Elige la cantidad y deposita el dinero

Por último, solamente tienes que elegir la cantidad que deseas transferir a tu cuenta del casino y realizar el depósito. Generalmente esta operación es instantánea, lo cual te permitirá jugar y ganar premios en el menor tiempo posible.

Gracias a la gran cantidad de opciones de pago y herramientas que existen en la actualidad, depositar dinero en los casinos para dispositivos móviles es más sencillo y seguro que nunca. Solo asegúrate de revisar los bonos disponibles para ciertas formas de pago y las tarifas relacionadas con cada una de ellas. Por ejemplo, las transferencias bancarias generalmente son las más costosas, rondando los $15 por cada transacción, mientras que las billeteras virtuales como PayPal, Neteller o Ukash son las más económicas, costando únicamente entre $2 y $5.